Sembrando libros

Salva Rodríguez

Salva Rodríguez

Un chico normal, deportista, con gustos literarios, que al entrar en la universidad compró una bicicleta. Un fin de semana quiso ir a Málaga, pero estaba sin dinero para el autobús y pensó: “Bueno, tengo una bicicleta”. Saboreó entonces por vez primera la libertad y el viento mágico que pone el mundo a nuestros pies. Se animó, hizo varias salidas y por fin se decidió a dar la vuelta a España con 34,000 pesetas de “las de entonces”.